“Los cronocrímenes”

Justo una semana antes de su estreno en cines en España, he tenido la oportunidad de asistir al pase de prensa de la película “Los cronocrímenes” en Barcelona. Muy lejos de hacer una crítica propiamente dicha, sí que he encontrado que quería comentar algunas impresiones que me ha dejado.

Para el que no lo sepa, “Los cronocrímenes” es una película dirigida por Nacho Vigalondo, que ya estuvo nominado en 2005 al Oscar al mejor cortometraje por “7.35 de la mañana“.

Según advierte la nota de prensa que se ha distribuido, “Los cronocrímenes” «narra la historia de un hombre que accidentalmente viaja en el tiempo y se traslada al pasado, donde se encuentra consigo mismo, una chica desnuda en medio del bosque, y un extraño y violento individuo con la cara cubierta por un vendaje de color rosa…». Desde luego, no hay maneras mucho mejores de resumir el argumento de la película: es una historia sencilla aunque difícil de entender, una idea simple y algo manida -viaje en el tiempo que primero desconcierta y que luego lleva al protagonista a intentar cambiar el pasado-…

El argumento, no obstante, no es lo más importante o lo que me ha motivado a escribir sobre la película. He de reconocer que mis espectativas antes de entrar en el cine eran bastante elevadas, y éstas han sido motivadas por el “ruido” que han hecho los precedentes, la red, los premios y la crítica. Vayamos por partes.

En primer lugar, el hecho de que Nacho Vigalondo fuera nominado al Oscar, como era de esperar, provocó en la prensa española un revuelo que promocionó estratosféricamente al director. Fué, además, el año en que Jorge Drexler obtuvo su estatuilla por la canción “Al otro lado del río”, y todos conocemos la espectacularización que caracteriza al tono de nuestra prensa.

Una vez que el nombre y su trabajo ya había llegado al gran público (o, por lo menos, al público interesado), éramos muchos los que esperamos ver el nuevo trabajo que Vigalondo produjera. Más tarde llegó el rumor de su primer largometraje (que es ésta película), y a partir de ahí surgió un extraño fenómeno de noticias más o menos frecuentes, relacionadas con las vicisitudes de la cinta y su distribución en nuestro país, o con alguna polémica del director con determinados lectores de sus blogs. Internet, en este sentido, ha sido una gran fuente de informaciones, a menudo contradictorias, pero que inevitablemente han hecho aumentar la gran bola de nieve de la espectación.

Después llegó el estreno en festivales, tanto dentro como fuera de nuestro país, y las primeras impresiones. Entre los premios que ha recibido se encuentra el de mejor película en el ‘Fantastic Fest Austin (Texas)’ en año pasado, el premio del público del ‘Philadelphia Film Festival 2008’ o el Tulipán Negro del ‘Amsterdam Fantastic Film Festival 2008’. Más allá de lo que signifique un premio (algo que aún me cuesta entender), lo que sí que me ha sorprendido son algunas frases extraídas de diferentes críticas prestigiosas, que se usan también para la promoción de la película. Jordi Costa, de ‘El País‘, decía que es una película «tan estimulante y excéntrica como dicen los rumores»; Harry Knowles, del ‘Ain’t it cool news‘ le atribuye «un héroe imperfecto en una película perfecta», y ‘Variety‘ la califica de «memorable, insólita». Una palabra de cada crítica, a mi gusto, es incorrecta: no me parece una película ni estimulante ni memorable, y mucho menos perfecta.

A pesar de todo esto, tampoco quiero destruir completamente “Los cronocrímenes”, porque no es una mala película. Lo que pasa es que mis espectativas eran muy elevadas (en parte por mi culpa, en parte por la promoción directa o indirecta) y el film no las cubre.

Quisiera destacar algunos puntos, unos a favor y otros en contra:

En contra: El argumento es algo sencillo, o por lo menos nada novedoso. Recuerda algo a “Atrapado en el tiempo” (también conocida popularmente como “El día de la marmota” por su título en Estados Unidos y latinoamérica), en el que los viajes atrás en el tiempo hacen que el protagonista quiera modificar el pasado tras haber visto lo que sucede en el futuro. Pero no esperéis que se parezcan: he citado la película de Bill Murray sólo porque trata de viajes en el tiempo, y es mi referente preferido (incluso por encima de “Regreso al futuro”). “Los cronocrímenes” plantea el argumento creo que excesivamente tarde, ya avanzada la película, y dedica la primera parte del metraje a contextualizar al protagonista (Héctor) y crear tensión.

Otro de los peores aspectos de la película a mi juicio es la interpretación: para mi sorpresa, he visto a un Karra Elejalde (“Airbar”, “Los Sin Nombre”, “Año Mariano”, “Torapia”) muy flojo, a menudo forzado por el guión y abstraído del personaje. No obstante, es el mejor de la película, ya que el elenco femenino (Candela Fernández y Bárbara Goenaga) pasa más que desapercibido tanto por relevancia en la historia como por la calidad de su interpretación. A su favor hay que decir que encuentro que los personajes no protagonistas estan muy poco definidos, y a menudo su comportamiento varía desconcertando bastante al espectador. Les “falta sangre” en algunas situaciones en las que se encuentran, o son contradictorios… y con eso un actor poo puede trabajar. También el propio director tiene un papel en la película, completando el reparto, y a mi juicio podría (y debería) haber sido substituido por alguien que realmente sea un actor.

A favor: “Los cronocrímenes” es una buena película de género. Un ‘thriller fantástico’ bastante bien realizado, sobretodo a nivel técnico. Un excelente montaje y post-producción, la música es muy adecuada, la duración (sobre una hora y media) es perfecta, aunque se haga algo larga… En definitiva, la valoración como película es positiva.

Hay algo más que quiero valorar positivamente: la importancia que se le ha dado a Internet como medio de comunicación y publicidad. Desde la cuenta de Twitter del director, su blog en ‘El País’, la web oficial o el novedoso juego que se encuentra allí, añadido al potencial viral, han llevado a una amplia visibilidad de la película mucho antes de su estreno. Lo malo es que la cuenta de Twitter lleva a fecha de hoy 23 días sin usarse, o que las “polémicas” han sido a menudo “mucho ruido y pocas nueces”.

Para mí, en resumen, es una película de género más que digna, pero para la que la mayoría del público de nuestro país no está preparado. Por desgracia, la publicidad y la repercusión en los medios seguramente le quitará, de cara al espectador, lo que le dió hace tres años. Imagino comentarios, como los que he oído hoy a la salida del cine: “-Pues vaya, tanto que me habían dicho del Vigalondo, y al final no ha sido para tanto… No he entendido nada”. A mis amigos les diré que se esperen a la salida del DVD, y aprovechen para alguilarla en una sesión con más gente en casa. Y seguramente entonces la volveré a ver.

"Los cronocrímenes" se estrena en España el viernes 27 de junio.
La distribución en nuestro país es de Versus Entertainment.
La película llegará a las pantallas de Francia y Estados Unidos en septiembre.
Tom Cruise ya ha comprado los derechos para hacer un remake del film.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s