Las buenas noticias llegan más lejos

[artículo publicado originalmente en “Tempted? El blog de apple tree communications“, el 1 de abril de 2012]

Recuerdo alguna clase magistral no hace tantos años, en la que el profesor nos repitió un mantra que llevaba años enseñando: lo que venden son las malas noticias. Durante mucho tiempo esta ha sido una máxima que los medios de comunicación de masas se han tomado muy a pecho, en todas partes. En el mundo anglosajón existe un dicho que lo sentencia: “If it bleeds, it leads” (que se interpreta como “si sangra, al titular”).Good News

El morbo de los acontecimientos sangrientos y los datos más bien pesimistas siempre han tenido un lugar especial en los informativos, o han ocupado espacios propios en la programación de las grandes cadenas. Si algo iba a destacar en un medio de comunicación, es porque era un drama.

Sin embargo, he leído un artículo en la sección de ciencia del The New York Times que algo está cambiando. Si bien esta tendencia sigue vigente para los grandes periódicos o la televisión, se invierte en las redes sociales: nos gusta más difundir buenas noticias.

John Tierney explica cómo hasta ahora los editores periodísticos usaban datos de difusión para entender qué quería leer la gente, y viraban sus contenidos a esa dirección. Buscan público, y saben cómo tenerlo. Pero actualmente nosotros mismos nos hemos convertido en “editores” de contenido, convirtiendo a menudo nuestros muros de Facebook o timelinesde Twitter en pequeñas recopilaciones de noticias y artículos que nuestros seguidores leen. En la mayoría de los casos no buscamos una enorme audiencia, sino estar bien considerados entre nuestros followers. Cuando compartimos algo con nuestros amigos o compañeros, nos preocupamos mucho más de cómo van a reaccionar.

Estas conclusiones se basan en los estudios del Dr. Johan Berger, de la Universidad de Pennsylvania, que se encuentran en su libro “Contagious: Why Things Catch On”. Según los investigadores, la comunicación boca-oreja (Word-Of-Mouth) tiende a ser más positiva que negativa. Y cuanto más grande es la audiencia a la que nos dirigimos (como en las redes sociales), más positiva tiende a ser la información que compartimos. Aunque todo esto no significa que a la gente nos sigue interesando (y mucho) todo el componente negativo y morboso en los contenidos informativos que consumimos.

En paralelo, otros investigadores como la neurocientífica Emily Falk de la Universidad de Michigan han estudiado las reacciones químicas del cerebro ante escuchar algunas ideas. Tras esta prueba, los sujetos eran más propensos a difundir no las noticias que le parecían a ellos más interesantes, sino las que activaban las regiones de su cerebro relacionadas con la cognición social, es decir, las que se relacionaban con otras personas. En definitiva, otra muestra de que a nivel personal nos mostramos más propensos a compartir aquello que creemos que gustará a los demás.

Toda esta información la podemos usar para, una vez más, entender que hay que pensar en distintos contenidos cuando escribimos para un medio de comunicación de masas (y nuestro objetivo es saciar las ganas de información de una gran cantidad de gente) o en nombre de una empresa, con una audiencia más reducida y profundamente segmentada. Quizás algunos refranes de los que aprendimos en clase hay que replantearlos.

Y por otro lado estos descubrimientos de “las nuevas reglas” de la difusión de contenidos me parecen una muy buena noticia en sí misma, demostrando que las cosas que nos asombran en positivo siguen teniendo un lugar importante en nuestros timelines. Y, como comprenderéis, no he podido evitar compartirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s